Abono orgánico

El proceso para crear tu propio abono orgánico no es nada difícil, solo necesitas: un lugar en el exterior y un hueco, compostera o una compostera reutilizada con material o maderas (palet).

Todo lo demás lo tenemos que aportar nosotros mismos.

Para conseguir un buen compostaje, tenemos que tener en cuenta que todos los restos, bien de poda o de comida, sean lo más herbáceos posible; por ejemplo, debemos añadir a nuestra compostera restos como: hojas, plantas herbáceas, piel y cascaras de frutas y verduras, pero nunca ramas o partes leñosas porque impedirían un buen proceso del estado de descomposición del mismo.

Una vez que conseguimos una buena capa, es aconsejable añadir (opcional) una capa fina de tierra y darle un riego para humedecer la tierra y los restos vegetales, lo que acelerará el procedimiento de descomposición.

Así de fácil es tener tu propio abono para tus plantas, de una calidad alta y sin ningún tipo de residuos tóxicos, natural 100×100!

abono orgánico

 

A %d blogueros les gusta esto: